miércoles, 2 de noviembre de 2011

"Marianela" de Benito Pérez Galdós.

La próxima reunión del club de lectura tendrá lugar el martes día 22 de Noviembre de 2011, a las 19:30 horas. En ella comentaremos el libro "Marianela" de Benito Pérez Galdós.

Novela de Benito Pérez Galdós publicada en 1878. El ciego Pablo, creyendo bella a su lazarillo, Marianela, se enamora y le promete casarse con ella. Pablo juzga real la armonía de lo físico con lo moral. Y los dos viven un idilio poético y delicado.
Pablo ignora que Marianela es muy fea. Pero la ciencia llega a Socartes, lugar donde transcurre la acción de la obra. El médico Teodoro Golfín extirpa las cataratas de los ojos del ciego de nacimiento. Entonces Marianela huye para que Pablo no conozca su fealdad. Pablo se enamora de su prima Florentina y se casa con ella.
Mientras, Marianela muere de fiebre, de dolor y de desengaño.
La delicada emoción sentimental que impregna toda la novela contrasta con la dureza de las anteriores obras. No obstante, Marianela es todavía una novela abstracta. Los personajes son fuerzas y pasiones en un conflicto histórico y universal.
Hay dos mundos en oposición: el mundo de la imaginación y el mundo superior de la realidad que Galdós descubre en esta novela.
El autor introduce al ciego como símbolo de la incapacidad de contemplar la realidad material. El idilio entre los protagonistas se basa en la ignorancia. Hará falta la ciencia para que todo el castillo de naipes venga al suelo. El reino de la imaginación dejará paso al de la realidad.
La pobre Marianela muere porque su misión en este mundo ha terminado. De ahora en adelante será la ciencia quien dirija a la razón.
El nervio de la obra y su auténtica fuerza dramática radican en el golpe moral que sufre la protagonista al asistir a la ruina de su mundo.

7 comentarios:

  1. Gracias a Marianela, Galdós puede liberarse del período abstracto a que le había conducido su estudio de la formación de la sociedad contemporánea en España y dedicarse por completo a la observación de su época y de la realidad. Marianela es el manifiesto del naturalismo en España, desde un punto de vista ideológico y estético.

    J. Casalduero.

    ResponderEliminar
  2. Nunca un libro me habia hecho llorar así, ¡qué dolor!, ¡qué manera de describir las cosas!. Marianela es un ser humano maravilloso como los hay muchos, solo que nuestros ojos no nos dejan verlos.

    ResponderEliminar
  3. Un libro fantástico. Hace mucho tiempo que no leía nada de Pérez Galdos, y me ha parecido fascinante. Cuán importante es lo que entra por nuestros ojos, la belleza. Quien diga que no la valora, es que no la aprecia.

    Una obra de arte de libro, lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  4. Este libro te hace reflexionar sobre cuan importante es en realidad la belleza exterior, y te hace entender que el ser superficial y no apreciar el interior de las personas puede traer muy graves consecuencias.

    ResponderEliminar
  5. Preciosa novela, emocionante, triste y estremecedora... Te enciende algo dentro, muy dentro de tí, que parece que te habla y te esté diciendo que todos tenemos una Marianela dentro, un ser salvaje e inocente, candoroso y puro, con inseguridades y muchas dudas y a la vez con una voluntad de seguir, de ser, admirable. Emociona hasta las lágrimas... Marianela era preciosa a su manera y muchos somos los que adulados y vanidosos no nos damos cuenta de cualidades que realmente nos hacen hermosos. Imprescindible.

    ResponderEliminar
  6. Marianela no es el primer libro que he leido. Casi todos los libros que he leido son de amor y siempre acaban juntos los dos protagonistas. Pero esta, me encantaba cuando Pablo le decía tan cosas bonitas, pero la forma en que describían a Marianela, si digo la verdad, no me parecía fea, a lo mejor es que no lo entendía, pero es que no sabía como imaginármela.Pero me fastidió bastante el echo de que Pablo por ver solo lo guapa que era su prima, dijera que se quería casar con ella. No entiendo el final, el se casa, ¿entonces no estaba realmente enamorado de Marianela? Por que si hubiera sido así, tendría que darle igual como fuera por fuera...
    En definita, uno de los mejores libros que he leido.

    ResponderEliminar
  7. La lectura continuada de una variedad temática provoca en el lector con el paso del tiempo, la perspectiva suficiente para discernir en cada momento los valores literarios de una obra, las actitudes de un autor, incluso a contextualizar su texto en el marco histórico correspondiente así como sus pretensiones y su forma de escribir. Podremos movernos con facilidad en el movimiento literario al que pertenece, y seremos conscientes de los valores finales adquiridos con el paso del tiempo. Los autores clásicos, es decir, aquellos que la Real Academia recomienda como modelo digno de imitación, pertenecen a esa categoría y se convierten en lecturas obligadas muchas generaciones más tarde. Tal es el caso de Benito Pérez Galdós (1843-1920) el mayor representante de la novela realista del XIX español y uno de los mejores escritores en lengua española.
    En 1870 publicó su primera novela, La Fontana de Oro y tres años más tarde iniciaría la serie de los Episodios Nacionales que tanto éxito le proporcionaría. A partir de entonces empezó a publicar sus grandes novelas, Doña Perfecta (1876), Gloria (1877), La familia de León Roch (1878), su obra maestra, Fortunata y Jacinta (1886-1887) y, entre otras muchas y significativas, Marianela (1878), la novela que hemos leído en el Club en este último mes de noviembre. Galdós tenía una especial sensibilidad por el lenguaje popular y se decía que nadie como él sabía hacer hablar al pueblo, su estilo busca las raíces en la naturalidad de las cosas y rehuye el artificio retórico. En sus obras cultiva una novela de tesis en la que los personajes se muestran arquetipos tanto reaccionarios como liberales, no se alejará tampoco del costumbrismo, realiza retratos de la burguesía del momento y no desdeña esa condición espiritual tan en boga en la época, pero en ocasiones su estilo se torna irónico y humorístico.
    Marianela cuenta la historia de un pobre personaje huérfano que da título a la obra, una joven deforme, que vive a merced de la caridad de las gentes de Socartes, un pueblo minero donde acompaña a un joven burgués ciego de quien está enamorada y a quien sirve de lazarillo. Cuando llega la ciencia de mano del médico Teodoro Golfín, el joven recobra la vista y Marianela huirá de Pablo para que no pueda ver su fealdad. Los personajes en esta obra son fuertes y muestran una pasión que sirve de pauta para una visión universal posterior. Cada uno juega su papel, el asignado por la sociedad sin mayores paliativos. Es, por consiguiente, una obra trágica como es igual de trágica la existencia de su protagonista que quizá vive en un mundo de imaginación frente a una realidad cruel. En el Club de Lectura se mostraron los valores de la obra, de sus personajes, aunque también alguien apuntó la complejidad de su lenguaje. Nunca hay que olvidar que se trata de una obra del XIX, ambientada en un realismo social muy seccionado por los ricos o burgueses y los pobres o desgraciados a los que representan unos y otros en esta novela. Sin embargo, los valores de la misma perviven con el paso del tiempo, tan solo hay que ahondar un poquito en ella para ver las situaciones vividas por estas gentes y, quizá poe eso, Marianela debe morir porque ya no tiene un espacio en ese mundo que empieza a cambiar y deja paso a la ciencia, es decir, la visión de un Galdós que se adelanta con su narrativa a un siglo XX tan diferente, con sus grandezas y con sus miserias.

    Pedro M. Domene

    ResponderEliminar